Qué es mobbing o acoso laboral

El acoso laboral o mobbing en el lugar del trabajo, es una acción de alguien que pertenece a la empresa en que se trabaja que se realiza con el objetivo de crear desánimo, deprecio, miedo o terror de la persona que lo padece. Su resultado puede ser todos estos síntomas: estrés, malestar, depresión, abandono del trabajo o incluso en su caso más grave tendencias suicidas. La persona que padece esta violencia psicológica no sabe por qué le pasa, recibe actos hostiles o negativos por parte de compañero o compañeros de trabajo, superiores o subalternos de manera sistemática y permanente durante un tiempo prolongado.Suele realizarse por varias personas o sólo por una. El acoso laboral o mobbing se suele desarrollar en 6 fases:

  1. Desencadenante del conflicto. Lo que motiva el conflicto.
  2. Comienzo del acoso laboral
  3. Contagio del acoso laboral
  4. Dejarlo pasar por parte de los más altos mandos
  5. Abandono del trabajo
  6. Recuperación o no recuperación. Muchas personas pueden recuperarse de esta situación habiendo abandonado el puesto de trabajo, sobre todo cuanto menos tiempo han estado sometidos, pero otros pueden acaban con una enfermedad grave
Aunque estas son las fases del acoso laboral, se puede parar en alguna de ellas, cuando no se contagia el acoso laboral, cuando los jefes o otras personas pasan el acoso laboral, cuando la persona acosada hace frente a la situación o si antes de ello la persona abandona el puesto de trabajo.

El mobbing son una serie de acciones que afecta a nivel psicológico o moral a la persona: ignorarle, retener información importante de su trabajo,gritar, insultar, avasallar, cargar de trabajo a la persona, amenazar de manera continuada, tratarle de forma discriminatoria, infravalorar su esfuerzo, criticar continuamente su trabajo, atacar sus convicciones, animar a otros a hacer lo mismo, difamarle, ridiculizar su trabajo, robar o destruir elementos de su trabajo, etc. Las consecuencias psicológicas de la persona que sufre de acoso laboral es deterioro de su autoestima, desvalorización personal, somatización por medio de enfermedades físicas, sentimiento de culpabilidad, ansiedad, estrés, insomnio, torpeza, bajas laborales, agrevisividad y conflictos familiares, retraimiento con otras personas, etc. Es una situación que en el caso más grave, y si no se soluciona lo antes posible o se abandona el puesto de trabajo, puede llevar incluso al suicidio de la persona como caso más grave. En muchas ocasiones, a las personas que sufren de acoso laboral se les nota que les pasa algo pero no se sabe el qué. Muchos de los afectados no se atreven a contar lo que les pasa por vergüenza, sentido de culpabilidad, necesidad del trabajo, sentir que no se les va a apoyar, miedo a que se agrave el conflicto, etc. Si no dan ese paso es complicado que alguien se de cuenta de qué les pasa y así poder evitar la situación. Hay que tener en cuenta que el acoso laboral está tipificado en España dentro del grupo de delitos de torturas y contra la integridad moral y ofrece penas de un año y nueve mese4s a tres años de prisión, o multa de 18 a 24 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *