La ventana de Yohari en la gestión de competencias

La ventana de Yohari se refiere al conocimiento de la persona, de manera que cada persona construye el conocimiento de uno mismo en base a cuatro ventanas o zonas:

  • Lo que el individuo sabe de sí mismo y todo el mundo sabe
  • Lo que los demás saben del individuo y éste no sabe
  • Lo que el individuo sabe de sí mismo pero ningún otro sabe
  • Lo que ni el individuo sabe de sí mismo ni los demás saben

Estas cuatro ventanas representan una parte importante de la gestión de las competencias, ya que para poder reconocer las competencias hay que valorar el conocimiento de ellas por parte de la empresa y del trabajador. Es importante saber también que esta valoración tiene fecha de caducidad, ya que el mundo interior y los aspectos relacionados con el conocimiento y autoconocimiento del individuo cambian con el tiempo, de manera que una fecha prudencial son 2 años. El individuo aprende también a conocerse a sí mismo en base a otras personas, y esto es un aspecto que se basará en el feedback, por lo que tendrá con el paso del tiempo más conocimiento sobre sí mismo. De esta manera, la ventana ciega que existe para cualquier persona, que no es más que lo que el individuo desconoce, se va haciendo cada vez más pequeña a medida que el individuo en contacto con otras personas empieza a conocer sobre sí mismo. Por eso mismo, la ventana de Yohari debe valorarse por un período no superior a dos años. Esta teoría está muy relacionada con el feedback en el trabajo, ya que mientras una persona aprende a conocerse a sí misma en base a lo que las otras personas conocen, las otras personas también empiezan a conocerse a sí mismas en base a eso. En una empresa en que el contacto es mayor y hay un mayor trabajo en equipo, esto se muestra más patente. Tanto en la vida habitual como en la vida laboral hay que tener muy presente este concepto para el conocimiento de sí mismo y la retroalimentación con los demás. Las evaluaciones que se deben tener más en cuenta en este aspecto son el Feedback 360 y Development Centers. Estas dos herramientas de selección y gestión de competencias deben tenerse en cuenta a la hora de valorar a una persona que se puede seleccionar. Existe una manera de realizar esta valoración, y es  cuando el individuo recibe una lista 55 adjetivos en las que debe elegir cinso o seis que la persona cree que describen su propia personalidad. Los otros participantes de esto también eligen cinco o seis adjetivos de la misma lista para describir al individuo. Estos adjetivos son colocados en un cuadrante, y se crea la ventana de Yohari.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *