El telemárketing en fidelización

El telemárketing es una técnica de ventas que se realiza por vía telefónica y consiste en una de las formas de atraer clientes a las empresas, pero también puede ser una forma de fidelizar a los clientes que ya existen mediante la conservación de los datos en una base de datos y crear estrategias de fidelización por el teléfono como ofrecimiento de regalos o descuentos por formar parte de la empresa. El telemárketing puede ser tanto activo, con la emisión de llamadas para ofrecer los productos o servicios de la empresa, como pasivo, con la recepción de llamadas que llegan como respuesta a las acciones del telemárketing activo.Tanto si se trata de una u otra técnica se busca ofrecer lo que la empresa quiere vender mediante el teléfono mostrando los puntos más fuertes del producto o servicio, pero sin mentir ya que una mentira puede llevar a un cliente satisfecho no a un cliente fiel. Es importante que después de cada llamada la persona que la ha hecho quede satisfecha, por eso se le deben ofrecer las mejores opciones para su satisfacción y necesidades personales. De esta manera, si un cliente llama preguntando una duda sobre el servicio que le acaban de ofrecer se le deben contestar todas las cuestiones interesantes acerca de esta duda para que se decante con la compra, sin ser pesado ni salirse del tema preguntado, de manera concisa pero atractiva. No se deben comentar más temas que el que el cliente ha preguntado, ya que otras cuestiones pueden llevar a más dudas que hagan que el cliente no contrate los servicios, aunque en realidad se le estén ofreciendo mejores cosas. Una estrategia de telemárketing muy interesante que se suele hacer para fidelización es cuando se trata de mantener o mejorar la cartera de socios de algo. Muchas empresas de socios para ong, para clubs o para otras cuestiones llaman a sus  socios para asegurarse que el socio va a seguir aportando al club, que se puede complementar con la estrategia de fidelización de ofrecer algún descuento o regalo por su fidelidad a la empresa. Pero sin duda, la mejor forma de telemárketing para la fidelización es un servicio de atención al cliente y potencial cliente, muchas compañías lo hacen, gratuito, de manera que tanto el cliente que tenga duda sobre los servicios como el potencial cliente que va a contratar un servicio estén seguros de que la atención va a ser permanente y conseguir de esta forma una fidelización incluso antes de contratar o comprar lo que la persona necesite de la empresa. Es muy importante la simplicidad, la claridad, la sencillez y la precisión, además de una buena información sobre todo sin excederse en florituras. No se deben usar palabras negativas sino que se deben adaptar a un lenguaje más positivo. Pero sobre todo lo importante es que la persona se encuentre satisfecha después de la llamada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *