Conoce el marketing olfativo

El marketing olfativo es otra dimensión del marketing que se basa principalmente en el sentido del olfato y la memoria olfativa, para crear nuevas relaciones con  los consumidores en base a este sentido. El sentido del olfato es un sentido que nos puede hacer recordar personas, lugares, situaciones, productos, por eso las empresas quieren explotar este sentido en sus campañas de marketing. Es importante saber que un aroma puede incitar a los estados de ánimo, puede causar mejor impresión, otra atmósfera o múltiples sensaciones, por eso debe ser una estrategia bien pensada por parte de la empresa que lo utilice en sus acciones de marketing. A finales de la década de los 90 es cuando se empezó a utilizar con más fuerza el marketing olfativo, que desde el siglo XIX habían intentado explicar la importancia del olfato para recordar, por eso mismo muchas empresas empezaron a relacionar aromas con las marcas para atraer a los consumidores. Una investigación de la Universidad de Rockefeller ha afirmado que las personas somos capaces de recordar el 35% de lo que olemos en cualquier aspecto. El marketing olfativo busca atraer nuevos clientes además de crear una nueva imagen de la marca según el olfato relacionando lo que pretende promocionar con un aroma específico que el consumidor recuerde como imagen de la empresa o marca. Para que esta estrategia funcione es importante utilizar el mismo aroma para la marca o empresa que se busca promocionar, o incluso para el punto de venta, y se debe crear un concepto relacionado con el aroma. De esta manera, un aroma tiene un concepto, ya sea el lujo, la juventud, la limpieza, etc, concepto que debe prestar atención al público que se busca atraer. Es importante utilizar aromas originales, de manera que se llame la atención pero que además el cliente se sienta a gusto con él. El marketing olfativo ha de ser una estrategia bien planificada y reflexionada, no buscando sólo algo que huela bien sino un aroma particular que se pueda relacionar con la marca y atraer a los clientes hacia la compra. Se ha de hacer muy bien la selección del aroma así como el mensaje que debe transmitir ese aroma, ya que esta va a ser parte de la imagen de la empresa o marca cuando el usuario se acerque al punto de venta. Muchas empresas no son todavía conscientes de la importancia que puede tener el olfato de cara a las ventas. Aunque su ámbito de aplicación más importante son los puntos de venta, se pueden encontrar en más sitios como ambientes culturales, deportivos, etc. Y es que el olfato es un sentido muy infravalorado en el marketing pero muy importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *